4 técnicas profesionales de cómo desatascar un WC 

¿Perdido entre los miles de resultados que arroja Google sobre cómo desatascar un WC sin complicaciones? Aquí te ayudamos a filtrarlos con nuestros consejos profesionales.

 

 

  • Cómo desatascar un WC con vinagre blanco

 

La receta ancestral de la abuela para desatascar el WC con vinagre blanco es exagerada o incompleta, incluso si la página oficial de algunos desatascadores la menciona para diferenciarla de su producto. El vinagre blanco por sí solo no ofrece un resultado satisfactorio, sino que hay que añadirle los siguientes ingredientes:

  • Bicarbonato sódico
  • Sal
  • Agua caliente

La técnica es bastante sencilla:

  • Echa 200 g de bicarbonato sódico en el WC
  • Añade 200 g de sal y media botella de vinagre blanco (unos 40 cl)
  • Deja que la mezcla resultante haga espuma durante 30 minutos, incluso más si el atasco es importante
  • Vierte un litro de agua hirviendo en el WC para que se trague la mezcla anterior

La ventaja de esta solución es su reducido coste en comparación con un producto industrial y el orgullo que produce elaborar el desatascador uno mismo. Su mayor inconveniente: no todo el mundo tiene a mano bicarbonato sódico. Además, el desatascador químico más barato ronda los 2,5 €. ¡A ese precio algunos ni se lo pensarán!

 

 

  • Cómo desatascar un WC con refrescos de cola

 

Este truco es muy popular en Internet, pero nosotros tenemos ciertas reservas. Aunque estos refrescos, en cualquiera de sus versiones, sirven para limpiar el WC, su efecto ante un atasco es menos radical. Incluso en lo relativo a esta acción limpiadora, se aconseja frotar con insistencia después de haber dejado la bebida hacer efecto durante una hora.

Otra pega: algunas páginas proponen mezclar los refrescos de cola con bicarbonato sódico y vinagre. Por lo que hemos explicado más arriba, es evidente que estos dos últimos ingredientes son los que hace el trabajo sucio. La cola solo hace las veces de colorante, al tiempo que fomenta el placer de utilizar una receta secreta (aunque cualquier otro refresco tendrá el mismo ligero efecto corrosivo). Cuidado con esta pseudo-legenda urbana que no te asegura disolver el atasco, ¡opta por una solución más segura!

 

 

  • Cómo desatascar un WC con una fregona

 

  • Introdúcela en una bolsa de plástico y ciérrala bien.
  • Mete la fregona hasta el fondo del WC.
  • Bombea sacudiéndola de delante atrás para crear un efecto ventosa.
  • Cuando el WC se vuelva a tragar el agua, ya puedes tirar de la cadena.

 

 

  • La varilla para limpiar desagües al servicio de tu WC

 

Al contrario que el resto de soluciones, esta no se puede improvisar: ¡se tiene o no se tiene! El hecho de tener que comprarla complica la tarea según la hora del día, por eso la fregona es la mejor opción para los WC rebeldes. Si tienes una varilla en casa, se supone que sabes utilizarla. Si no, siempre puedes comprarla y aprender a usarla con algún tutorial de Internet.

La varilla para limpiar desagües es bastante fácil de usar, pero requiere cierta habilidad manual:

  • Desenróllala a través del WC hasta que el atasco haga tope.
  • Dale vueltas de forma manual o con la ayuda de la manivela en caso de que haya (es mucho más cómodo).
  • De esta forma perforarás el atasco e incluso lo podrás enganchar. Ya solo queda tirar y repetir el proceso hasta ganar la batalla.

 

 

  • ¿Qué hacer si los métodos artesanales fallan?

 

Si el atasco es demasiado grande para los métodos aquí propuestos, os aconsejamos llamar a un profesional.

Llámenos

91 813 35 33

627 961 421

PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Política de privacidad

He leido y acepto las politicas de privacidad

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *